Rafael Tiano: músico, viajero y poeta.

PORTADA TRAVESIA (2)

Cuando le preguntamos ¿Cómo te describirías literariamente hablando? No titubeo al decir: “Ecléctico. Aunque sólo he publicado poesía y ensayos de investigación, me gusta leer y escribir otros géneros y estilos que van desde lo clásico hasta lo abstracto. Poesía, cuento, relatos de ficción, ciencia ficción, canciones, e incluso guiones”; y quizá tenga razón: ecléctico es un bueno nombre para definir a un joven venezolano residenciado en una isla del Golfo de México, casi exiliado, desde hace poco más de dos años; que trabaja como gerente de recursos humanos para una importante empresa petrolera trasnacional, que además, integra un ensamble de musical alternativa con compatriotas y mexicanos; y se impone horarios para sus proyectos de escritura y lectura.

Portada De hola y adioses

Intensas horas de reflexión, noches de agobio lejos de su Maracaibo, la soledad y los periodos de desempleo en tierra extranjera, lo condujeron más de una vez a la página en blanco, para llenarla con su forma de poesía, que sin duda, también tiene un dejo de letra musical. Su profesión: musicólogo graduado en la Universidad Católica Cecilio Acosta; escritor de crítica musical, instrumentista, dueño de un oído agudo y educado, que usa su pasión de infancia, para reflexionar y hacer flexionar a la palabra en búsqueda de la poesía.

Su poesía, habitada por referencias filosóficas y culturales, nos transmiten la posibilidad de un poema alumbrado, con claras inclinaciones a Octavio Paz, T.S. Eliot o Alfredo Silva Estrada, pero aún más cercano al entender del poema como medio comunicativo de las inquietudes existenciales. Viajar y conocer, en los poemas de Rafael Tiano, tienen la misma importancia que respirar o atender a los destalles de la realidad. Tiano nos invita a pausar el ritmo que adsorbe a la sociedad moderna y disfrutar la contemplación, sensual, de la palabra en el contexto del poema.

De vuelta al día a día, ya es autor de dos poemarios, ambos publicados por Ediciones del Movimiento: De holas y adiosesy “Travesía [siguiendo los hipervínculos pueden ser leídos en línea]. Ha tomado un tiempo de su agitada labor al frente de un proyecto petrolero aguas adentro en el Golfo de México, para responder nuestro cuestionario y dar a conocer un poco su pensamiento literario:

  1. ¿Crees que tu escritura tiene alguna utilidad?

Quisiera pensar que sí, de momento me es útil a mí y me es suficiente, espero lograr la construcción de esas conexiones con los lectores. En cualquier caso, creo que toda escritura ha de tener alguna utilidad, eventualmente.

  1. ¿Qué razón te motiva a escribir?

El ego, supongo. Creo que el ser humano tiene una necesidad imperante de sentir relevancia.

  1. ¿Qué sientes al ponerle punto final a una obra?

Nunca siento que termino, siempre me queda una comezón de que debí haber quitado o agregado algo. El punto final, será el que no alcance a poner.

  1. ¿Qué es lo más difícil de ser un escritor?

Filosóficamente, es difícil encontrar una identidad propia entre tantas voces, es un proceso largo, lento, y escabroso, que además no tiene fin, es algo más similar a un laberinto que a una carrera. A nivel práctico, es claro que pocos pueden vivir realmente de la literatura, lo cual es lamentable, porque conlleva a menudo la consecuencia terrible de que las ocupaciones paralelas absorben el tiempo para escribir. En mi caso particular, me cuesta expresar los pensamientos de forma oral, no disfruto particularmente leer mis poemas en voz alta.

  1. ¿Cómo descubriste que serías escritor?

La escritura me agarró desprevenido en la adolescencia de forma muy desordenada, desde niño escribí cuentos, poemas, canciones y demás, pero fue hasta la adultez que realicé esfuerzos conscientes para acercarme al proceso y darle un sentido a todo ese caos. Aún sigo en busca de mi identidad como escritor.

  1. ¿Tienes alguna rutina a la hora de escribir?

Cuando escribo un proyecto completo sí, me hago un horario más o menos estable, dedico un par de horas a escribir en la mañana, y luego dos o tres más en la tarde. Sin embargo, cuando no tengo un proyecto particular en mente, escribo a intervalos más irregulares cosas regadas que voy archivando, ocasionalmente recurro a ellas cuando estoy buscando ideas. Al viajar aparto siempre un rato para escribir a diario.

  1. ¿Qué te inspira?

Mi esposa antes que nada, la música es otra gran influencia, de resto puede ser algo tan simple como un trago de cerveza, un par de líneas de algún libro, un fragmento de buen cine, un paisaje, o incluso algo tan lejano como un sueño medio recordado.

  1. ¿Cuáles son escritores o libros que más te han influencia para escribir?

Tomo influencias de escritores muy variados, desde literatura clásica, hasta autores casi desconocidos o amigos. Algunos de mis autores favoritos son Jorge Amado, Alejandra Pizarnik, Jorge Luis Borges, Jose Saramago, Antonio Arráiz, Otero Silva, Carlos Ildemar Perez, Ciro Añez Molina, Julio Cortázar, Hermann Hesse, Victor Hugo, Julio Verne, Mike Resnik, H.P. Lovecraft, Ernest Hemingway, Gabriel Garcia Marquez, Neruda, entre muchísimos otros. También acostumbro leer continuamente sobre historia, política, semiótica, sociología, y mitología, me gusta coleccionar cuentos de todas las culturas que pueda encontrar.

  1. ¿Con cuál libro te iniciaste en el hábito lector?

Creo que fue con los muchos libros de Julio Verne que leí de niño, el primero que alcanzo a recordar es Viaje al centro de la tierra.

  1. ¿Cuál es tu libro favorito y por qué?

El principito, es uno de los que he releído más veces, con los años que pasan siempre encuentro en él algo diferente que me llena. París era una fiesta de Hemingway es otro libro indispensable que mantengo en mi cabecera.

  1. ¿Cómo ves el panorama literario en Venezuela hoy día?

No es secreto para nadie la ardua situación del país, creo que esos panoramas escabrosos que emanan de la sectorización política se extienden hasta el mundo de la cultura, afectando directamente las posibilidades de crecimiento y sano desarrollo de una generación de escritores con gran potencial. Sin embargo, el vertiginoso avance de la tecnología, facilita en cierto grado la labor de los colectivos, fundaciones y particulares, lo que abre ventanas ante el cierre de tantas puertas.

  1. ¿Qué libro le recomendarías leer a Dios?

La biblia.

  1. ¿Qué libro le recomendarías al presidente de la república?

1984, de George Orwell.

  1. ¿Quién es el escritor contemporáneo de Venezuela que recomendarías leer?

Disfruto mucho la poesía de Carlos Ildemar Pérez, varias veces he participado con poemas de su autoría en lecturas y actividades en el exterior, lo recomiendo ampliamente. También recomendaría la poesía de Carlos Manuel Díaz y los cuentos de Humberto Gómez.

  1. ¿Qué libro no has podido terminar de leer?

Tengo meses buscando un ejemplar de El viaje del Elefante de José Saramago, leí las primeras páginas en una muestra digital y me capturó la historia, pero no he dado con él en ninguna librería. Santuario, de William Faulkner, me aburrió, quedó enterrado en la biblioteca recientemente.

  1. ¿Tienes algún mensaje para los jóvenes que se inician el camino de escritura?

Paciencia y constancia. Nunca he podido olvidar a Franklin Pire, excelente músico y compositor, siempre me decía: “La composición (musical) es 90% trabajo y 10% inspiración”, para la escritura aplica el mismo credo.

  1. ¿Antes de morir, qué logro en literatura quisieras tener?

Me gustaría poder vivir de la escritura. También me gustaría leer mil libros antes de llegar a los 40.

  1. ¿Has tenido alguna experiencia erótica (excitación) con la lectura? ¿Qué libro?

Las experiencias eróticas, poemáticas o no, me las reservo.

  1. ¿Qué opinión te merece el Movimiento Poético de Maracaibo?

Se merece primero un abrazo, de amigos, de hermanos y de poetas. Para responder la pregunta, todo mi cariño y respeto, ante las adversas circunstancias y maltrechas condiciones, se agradecen profundamente todos los espacios y los intentos de abrir caminos a la cultura y a la literatura, sobre todo a aquella que no se doblega ante las banderas impuestas para poder subsistir.

1653401_10202409021482917_1454982158_n

Rafael Tiano (Maracaibo, Venezuela. 1985).

Lector, músico y poeta. Licenciado en Musicología de la Universidad Católica Cécilio Acosta (Maracaibo, 2006) y licenciado en Gerencia de Recursos Humanos de la Universidad Dr. José Gregorio Hernández (Maracaibo, 2013). Sus poemas aparecen recogidos en las antologías: “Despedidme del sol y de los trigos”,  “1er concurso de poesía por amor al arte”, “La vida es verso”, y “Deshojando sentimientos”. En la actualidad reside y labora en Ciudad del Carmén, México. Es autor de dos poemarios ambos publicados por Ediciones del Movimiento: “De holas y adioses” (Primera edición de 2013 por Ediciones Madriguera) y “Travesia” (2014).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s