“UN MOVIMIENTO Y DOS VOCES” Palabras de Alfredo Chacón

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

UN MOVIMIENTO Y DOS VOCES

         Me complazco en agradecerle varias cosas a los inventores y consecuentes Atlas del Movimiento Poético de Maracaibo. En primer lugar, la amistad personal que siempre me han brindado sus cabecillas; luego, las generosas atenciones hacia mi persona y mis libros que ya en dos ocasiones me han regalado la experiencia de unos días en su ciudad, compartiendo la condición de visitante invitado nada menos que con Rafael Cadenas, Jaqueline Goldberg, César Seco, Eleonora Requena, Gina Saraceni y Armando Rojas Guardia. Y como si fuera poco, la reedición que quisieron hacer, e hicieron, de Materia bruta, el segundo de los dos poemarios míos que aparecieron al principio y al final de la década de los años sesenta. Pero sobre todo les agradezco la iniciativa y la sostenida hazaña de su existencia misma; su decisión de echarse al hombro sus festivales anuales en la ciudad donde crecen sus raíces, y desde donde irradian sus ediciones de poetas venezolanos, como las de Miguel Marcotrigiano y yo mismo, presentadas ayer miércoles en El Buscón, y las dos que hoy hemos venido a acompañar en su nacimiento, aquí en Lugar Común.

         Efectivamente, de esto es que principalmente he querido hablarles esta noche. ¿Qué puede ser más importante, más conquistador de nuestra gratitud, que, contra viento y marea, llegarle a los lectores de poesía con libros como estos de Jósbel Caraballo Lobo y de Zacarías Zafra Fernández, que el Movimiento Poético de Maracaibo acaba de incorporar a su Colección Volante? Hubiera bastado, para que fuese así, con que se tratara de libros de autores que hasta ahora no habíamos conocido. Pero hay más. Se trata de dos libros válidos como tales poemarios, dignos de tan preciado nombre genérico, pero que además rebasan el cumplimiento de la sola suficiencia por la manera como en ellos toma cuerpo la vocación de hacer entrar en el poema la resonancia del clima general, mas inmediato, en que se nos está echando encima el mundo en que vivimos.

         Jósbel Caraballo Lobo consigue este atrayente resultado  valiéndose de la amplitud de los períodos verbales como característica principal y constante del poema. Una amplitud que no es atributo exclusivo de la extensión y persistencia cuantitativa de sus frases, sino que más bien se debe a lo incesante de sus invocaciones de la experiencia subjetiva y contextual del mundo al que apunta su decir. Zacarías Zafra Fernández, se afinca sobre todo en el poder de síntesis: en su poema la exuberancia de las apelaciones mundanales, y la insistencia de los movimientos de experiencia que su decir se apropia, vienen a ser resueltos como puntos de llegada, como evidencias recientemente logradas, más que como fuentes o requisitorias ambientales del estremecimiento subjetivo.

         De manera que tanto en Al otro lado de la vía oscura, de Zafra Fernández, como en El olor de otras palabras, de Caraballo Lobo, las opciones poéticas que hoy me ha parecido justo resaltar se sustentan en una palabra decididamente dicha. Son el resultado de una decisión de decir que, desde luego, vive legítimamente de su impulso personal, pero no se queda en él. Y esto es para mí un motivo de celebración que me complace compartir con los amigos del Movimiento poético de Maracaibo, con esta querida librería Lugar Común, y con ustedes.

Alfredo Chacón
Caracas, 23 de abril de 2015

Anuncios

3 pensamientos en ““UN MOVIMIENTO Y DOS VOCES” Palabras de Alfredo Chacón

  1. Luis Perozo Cervantes, Muchas gracias por tu envío de las augustas palabras, por el oro latino en su discurrir en la presentación de Jósbel y de Zakarías en Lugar Común: las de Alfredo Chacón, mi maestro de la Escuela de Historia de la UCV, en los tempranos años 60, cuando iba a Estocolmo a estudiar cine y entre las carreras humanísticas de la universidad, escogí esa, para sustanciar mi vida intelectual, si iba disparado a otro mundo, por vikingo y por tecnológico. Queda pendiente mi publicación, que te haré llegar al terminarla. Ahora, la circundo, la rondo, avizorando, de la mano de mi maestro Miguel de Montaigne y de mi musa, Teresa de la Parra. Gracias también por tan exquisita noche en Lugar Común en esta presentación de Alfredo , en su palabra grave, para Jósbel y para Zakarías. Digo “grave”, por Beethoven: tan rico y armonioso, entre la “feria” y su “severa” tonalidad en contrabajos y en violonchellos. Mis parabienes para tu “conquista” de Venezuela. Reitero, Ustedes, marabinos y maracuchos, tienen una condición única, en Venezuela, no solo nos dieron, o compartieron el nombre tutelar, sino la riqueza y ahora, tu esfuerzo único también, en una sociedad única, en la que hasta las tejas son diferentes, porque son planas.

    Gracias también por redescubrir para mi una “vieja lealtad”, OCTAVIO PAZ, a quien conocí personalmente muchos sábados en el Desierto de Los Leones, en mi juventud mexicana, por gracia de quien nos llevaba siempre, a escuchar a los poetas y escritores: don Martín Luis Guzmán, abuelo de Martín Luis Guzmán Ferrer uno, de mis dos grandes amigos de México (el otro, Roger Bartra, hijo de Agustí, el peta de “¿Para qué sirve la poesía?” y de EL OJO DE POLIFEMO). Creo, Luis, que este “redescubrir” a OCTAVIO PAZ pueda haber sido colectivo, gracias a tu metáfora fulminante, al establecer una categoría correspondente entre este santo de las letras castellanas y españolas, y Alfredo Chacón. Debo revisar en ambos poetas y recrear, para asegurarme, de tu hallazgo y de mi sospecha. Con un abrazo, que alargo hasta Jósbel, Alfredo, Alberto Morreo y el toque de una mujer que atisba en la noche, tan poeta: Ana María Del Re, a quien Jósbel en MAS CERCA DE LA NOCHE, Estelas, Año V Nª 5, p. 24, descifra. E inaugura una poética suya:

    A ANA MARIA DEL RE Fuego en el tiempo de abandonoescritura de pie sobre mi cuerpohaciendo lluvia. Locura en martes abundancia sin temorrelámpagos en la cabezala calle puta y solitaria(lugar de tantos despojos)La sonrisa libertinael vino el desvinocamino al hogar sin amargurasin cansancio mas cerca de la nochetan antípoda al pasadotan hermosa en el trazo de una mujerque permanece en su senoalerta en poesía.

    Hernán Rubin

    Date: Wed, 29 Apr 2015 21:23:40 +0000 To: rubinhernan@hotmail.com

    Le gusta a 1 persona

  2. Estimado amigo Hernán Rubín, que gusto me da saber de usted, de leerlo brevemente y por ese medio enterarme de su reciente discurrir por Maracaibo; de su rico anecdotario en su tránsito vital de intelectual bien formado y sobre su cercana relación con escritores y poetas de aquilatada fama y renombre mundial, como Octavio Paz. Y también sus destrezas y habilidades como crítico literario y poético. Lo felicito! y que Dios lo proteja y le dé larga vida. Su amigo, Pedro Álvarez.

    Me gusta

  3. Pingback: Presentación en sociedad [poética] de Al otro lado de la vía oscura | Zakarías Zafra

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s