Carina Sedevich – 5to Festival de Poesía de Maracaibo

Carina Sedevich
(Santa Fe, Argentina. 1972)

Carina Sedevich - por Laura Bellomo

Poeta. Reside en Villa María, Córdoba, Argentina. Ha publicado los libros “La violencia de los nombres” (Ediciones Fe de Ratas, Santa Fe, 1998), “Nosotros No” (Lítote Ediciones, Santa Fe, 2000), “Cosas dentro de otra cosa” (Lítote Ediciones, Santa Fe, 2000), “Como segando un cariño oscuro” (Llanto de Mudo Ediciones, Córdoba, 2012, con reedición en España), “Incombustible” (Alción Editora, Córdoba, 2013, con reedición en España),  “Escribió Dickinson” (Alción Editora, Córdoba, 2014), “Klimt” (Suburbia Ediciones, Gijón, España y Club Hem Editores, La Plata, Argentina, ambos en 2015), “Gibraltar” (Dínamo Poético Editorial, Córdoba, 2015). Parte de su obra ha sido editada en antologías y publicaciones literarias de diversos países y traducida al portugués y al mallorquín. Es licenciada en comunicación y especialista en semiótica.


Selección Poética


1

Siempre que llueve recuerdo el amarillo.
Pienso en el diente de león, sedoso,
que aquella tarde deshizo mi sobrina.
Y en su cabeza, como una gran cebolla,
fulgurante sobre el pasto húmedo.

*

Entre las ramas bajas del lapacho
la niña arranca flores amarillas.
Dice que piensa en esas flores
mucho tiempo.
Y yo sonrío.
Casi no pienso
hace mucho tiempo.

*

Esta tarde
la lluvia malogra
en mi recuerdo
un árbol
que nunca conocí.


2

Entre las ramas un benteveo canta.
Cuando era pequeña me apenaba.
Volveré a ser infértil, pura, magra.
Volveré a dejar crecer mi pelo.
Olvidaré mi sexo como suelo
olvidar la trama de los cuentos.
Pienso en la pena de los pájaros
como se piensa en un tatuaje viejo.

*

Atravieso el parque.
Las cotorras
calan la siesta con su risa
verde.

*

Sólo nubes en el cielo.
Mi hijo está triste por amor.
Y lejos.

*

Cipreses secos.
Si pudiera prestarte el corazón,
en este trance,
hijo.

*

Otra vez los benteveos.
Quizás mi hijo
hoy encuentre dramático
su canto.

*

Cruzando el parque
descubro otro gran nido de cotorras.
Prefieren ciertos árboles,
oscuros y grandes.

*

Querido hijo:

cruzar el parque
mirando hacia los árboles
te salva.


3

Mi madre está enferma y voy a verla.

Camino junto al río y frente al sol
siguiendo a las estrellas,
que se elevan.

Llego a la calle de arena.
Un perfume
penetra, ingrávido,
en mi alma.

Estos peregrinajes por el barrio
abren el tiempo
de sopesar la muerte.

*

Acompaño a mi madre que se lava.
Nuestros cuerpos solitarios
se parecen.
Miro las piedras viejas de sus ojos.
Hablamos bajo, como en una misa.
Me vuelvo dulce en el agua
que la enjuaga.

*

De repente
aún nos desconcierta
lo único certero:
nuestra muerte.


4

Estos son los grandes días,
los del cielo oscuro.
El corazón, que pende
como una flor lacustre,
irradia su calor
feroz y fúnebre.

*

Nosotros, en el pueblo, tenemos suerte.
Andamos tranquilos en la mañana helada
mientras los pájaros y las flores tiemblan.

*

En la calle
me acompañan penosos pensamientos.
También el recuerdo de mi madre
diciendo que es más puro
el aire
de mañana.


Poemas del libro Un cardo ruso (2015)

Anuncios

Un pensamiento en “Carina Sedevich – 5to Festival de Poesía de Maracaibo

  1. Pingback: PROGRAMACIÓN DEL 5TO FESTIVAL DE POESÍA DE MARACAIBO | FESTIVAL DE POESÍA DE MARACAIBO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s