PROGRAMACIÓN DEL III FESTIVAL DE POESÍA DE MARACAIBO

Destacado

III FESTIVAL DE POESÍA DE MARACAIBO

DOMINGO 7 DE SEPTIEMBRE

10:00 a.m. Poesía desde el balcón
Lectura de poemas en la Calle Venezuela desde el Balcón del Teatro Baralt.

11:00 a.m. Acto de instalación
– Palabras de bienvenida del Movimiento Poético de Maracaibo, cargo de Antonio Piñero.
– Discurso de Instalación, a cargo del poeta Víctor Fuenmayor Ruiz.
– Palabras de salutación a los invitados internacionales por parte del poder municipal, a cargo del músico Johnny Romero, Director de Cultura de la Alcaldía de Maracaibo

12:00 m. Gala internacional
Ricardo Yáñez (México)
– Javier Gutiérrez Lozano (México)
– Onyeka Nwelue (Nigeria)
– Pablo Benítez (El Salvador)
Interpretación de Ensamble musical

LUNES 8 DE SEPTIEMBRE 485 aniversario de la primera fundación de Maracaibo

De 9:00 a.m. a 7:00 p.m. Expoventa de Editoriales Alternativas y Libreros

De 9:00 a.m. a 12 m. Ciclo de Talleres Literarios
El poema mundo Taller de Poesía para niños de 7 a 12 años, con el poeta Carlos Ildemar Pérez. Colaboración: 150 bs. (Tres sesiones: lunes, miércoles y viernes)
Taller de Creación Poética para poetas jóvenes y lectores, con el poeta mexicano Ricardo Yáñez. Colaboración 150 bs. (Tres sesiones: lunes, miércoles y viernes)

10:30 a.m. Presentación de la novela El movedizo encaje de los uveros del novelista maracaibeño Jorge García Tamayo.

11:00 a.m. Presentación de la antología breve El corazón es músico del poeta mexicano Ricardo Yáñez.

11:30 a.m. Presentación del poemario Contraste (2010-2014) del poeta maracaibeño Luis Perozo Cervantes.

2:30 p.m. Foro: la Maracaibo del futuro Con la participación de Ángel Lombardi, Juan Pablo Guanipa y Maximilian Nowotka.

4:00 p.m. Lanzamiento del periódico El Maracaibeño Iniciativa comunicacional auspiciada por el Movimiento Poético de Maracaibo que pretende cubrir la fuente de periodismo cultural de la ciudad.

4:30 p.m. Presentación de la colección Maracaibo Poética.

5:00 p.m.

6:00 p.m. Conversa Poética: lo urbano.

7:00 p.m. Lectura Ciudad en construcción
Víctor Fuenmayor Ruiz (Maracaibo)
– Kira Kariakin (Caracas)
– Ender Rodríguez (Táchira)
Miguel Ángel Hernández (Maracaibo)
– Roberto Morán (Maracaibo)
Jesús Montoya (Táchira)

MARTES 9 DE SEPTIEMBRE Día en homenaje a José Antonio Castro

De 9:00 a.m. a 7:00 p.m. Expoventa de Editoriales Alternativas y Libreros

De 9:00 a.m. a 12 m. Ciclo de Talleres Literarios
Taller Experimental de Poesía con el poeta salvadoreño Pablo Benítez. Colaboración: 150 bs. (Dos sesiones: martes y jueves)
Taller de Creación Poética para poetas jóvenes y lectores, con el poeta mexicano Javier Gutiérrez Lozano. Colaboración 150 bs. (Dos sesiones: martes y jueves)

10:30 a.m. Presentación del poemario Primer viaje del poeta tachirense Jesús Montoya.

11:00 a.m. Presentación de Varihables de Versión del poeta maracaibeño Carlos Ildemar Pérez.

11:30 a.m. Presentación de la antología breve Incendiado del poeta nigeriano Onyeka Nwelue.

2:30 p.m. Jamming’s Poético Edición Especial

4:00 p.m. Foro-Homenaje a José Antonio Castro.
– Aníbal Rodríguez Silva
- Lilia Boscán de Lombardi (Valera)

5:00 p.m. Lectura “(H)A(hí)y amores”
Ricardo Yáñez (México)
Carlos Ildemar Pérez (Maracaibo)
– Leisie Montiel Spluga (Maracaibo)
– Luis Ángel Barreto (Maracaibo)

6:30 p.m. Conversa poética: El amor 

7:00 p.m. Lectura sinfónica
– Adelfa Giovanny (Maracaibo).
– Alejandro Delgado – Guitarra (Maracaibo).
– Onyeka Nwelue (Nigeria).
– José Antonio Castro (Barcelona, Venezuela).
Lilia Boscán de Lombardi (Valera).
– Julio Jiménez (Ciudad Ojeda).

MIÉRCOLES 10 DE SEPTIEMBRE Día en homenaje a Alfredo Chacón

De 9:00 a.m. a 7:00 p.m. Expoventa de Editoriales Alternativas y Libreros

De 9:00 a.m. a 12 m. Ciclo de Talleres Literarios
El poema mundo Taller de Poesía para niños de 7 a 12 años, con el poeta Carlos Ildemar Pérez. Colaboración: 150 bs. (Segunda sesión)
Taller de Creación Poética para poetas jóvenes y lectores, con el poeta mexicano Ricardo Yáñez. Colaboración 150 bs. (Segunda Sesión)

10:30 a.m. Presentación de la antología breve del poeta salvadoreño Pablo Benítez

11:00 a.m. Presentación del libro El reino de abracadabra de María del Socorro Urbina, ganadora del I Premio Nacional de Poesía Infantil “Carlos Ildemar Pérez”.

11:30 a.m. Presentación de la antología breve del poeta mexicano Javier Gutiérrez Lozano.

2:30 p.m. 100 Cronopios para Cortázar (Homenaje en el centenario de Julio Cortázar)
– Javier Gutiérrez Lozano (México).
Trina Quiñones (Caracas)

4:00 p.m. Parada poética Edición especial

5:00 p.m. Lectura “El compromiso no ha muerto, solo cambió de lugar. Poesía social”
Harry Almela (Maracay)
– Onyeka Nwelue (Nigeria)
Daniela Jaimes-Borges (Caracas)
– Víctor Vielma Molina (Mérida)
– Luis Ignacio Cárdenas (Táchira)
Yorgenis Ramírez (Caracas)

6:00 p.m. Conversa poética: lenguaje y gramática.

6:30 p.m. Presentación del poemario Materia bruta del poeta Alfredo Chacón con palabras de presentación de Miguel Ángel Campos.

7:00 p.m. Lectura MetaPoema / SaquePoema (poesía intertextual)
Alfredo Chacón (Apure)
– Juan Luis Gávala (participación virtual desde Sevilla).
– Geogina Ramírez (Caracas)
– Adalber Salas (participación virtual desde Nueva York).
– Eva Gallud (participación virtual desde Madrid).
– Maria Gabriela Rosas (Caracas)
– Ferrand Destemple (Instalación y participación virtual desde Barcelona, España)
– Raquel Abend van Dalen (participación virtual desde Nueva York).
– Jorge Gómez Jiménez (Cagua)
Laurencio Zambrano Labrador (La Grita)

JUEVES 11 DE SEPTIEMBRE Día en homenaje a Armando Rojas Guardia

De 9:00 a.m. a 7:00 p.m. Expoventa de Editoriales Alternativas y Libreros

De 9:00 a.m. a 12 m. Ciclo de Talleres Literarios
Taller Experimental de Poesía con el poeta salvadoreño Pablo Benítez. Colaboración: 150 bs. (Segunda Sesión)
Taller de Creación Poética para poetas jóvenes y lectores, con el poeta mexicano Javier Gutiérrez Lozano. Colaboración 150 bs. (Segunda Sesión)

10:30 a.m. Presentación del poemario Un poema de 20 páginas del poeta maracaibeño Edgar Alexander Sánchez.

11:00 a.m. Presentación del poemario Ojos españoles del poeta caraqueño Rey D’Linares y de la colección de Cuadernos de Poesía publicada por la Editorial Giraluna.

11:30 a.m. Presentación de la antología breve del poeta Armando Rojas Guardia.

2:30 p.m. Cien cantaros y ninguno roto. En homenaje al centenario Octavio Paz.
Ricardo Yáñez (México)
– Javier Gutiérrez Lozano (México)
– Jesús Ángel Parra (Maracaibo)
– John Manuel Silva (Caracas)

4:00 p.m. Foro- Homenaje a Armando Rojas Guardia
Harry Almela (Maracay)
Miguel Ángel Campos (Maracaibo)
- Alfredo Chacón (Caracas)
Carlos Ildemar Pérez (Maracaibo)

5:00 p.m. Lectura “Poema Diverso”
Yorgenis Ramírez (Caracas)
– Euro Montero (Maracaibo)
– Tony Romero (Maracaibo)

6:00 p.m. Conversa poética: el miedo

7:00 p.m. Lectura central
– Armando Rojas Guardia (Caracas)
Ricardo Yáñez (México)
– Hermes Vargas Colmenares (Mérida)
Trina Quiñones (Caracas)
Harry Almela (Maracay)
Alfredo Chacón (Apure)
– Aníbal Rodríguez Silva (Maracaibo)
Cierre musical con el grupo ambiental/electrónico Tres aeroplanos

VIERNES 12 DE SEPTIEMBRE

De 9:00 a.m. a 7:00 p.m. Expoventa de Editoriales Alternativas y Libreros

De 9:00 a.m. a 12 m. Ciclo de Talleres Literarios
El poema mundo Taller de Poesía para niños de 7 a 12 años, con el poeta Carlos Ildemar Pérez. Colaboración: 150 bs. (Tercera sesión)
Taller de Creación Poética para poetas jóvenes y lectores, con el poeta mexicano Ricardo Yáñez. Colaboración 150 bs. (Tercera Sesión)

10:00 a.m. Presentación de libro Antología en curso 2014 de los participantes de la Escuela de Escritura César David Rincón.

10:30 a.m. Presentación del libro Mujeres de Maracaibo de Enrique Romero

11:00 a.m. Presentación del libro Crónicas urbanas de Isabel Cristina Morán

11:30 a.m. Conferencia: Geopoéticas cosmogónicas con el poeta José Ángel Fernández

2:30 p.m. Homenaje a Eugenio Montejo a cargo de Bohemio Danza Teatro

3:30 p.m. Presentación del poemario Blandos de María Gabriela Rosas, la presentación de Carlos Ildemar Pérez.

4:00 p.m. Lectura óntica “El poema y el ser”
– Emérita Fuenmayor Ruiz (Maracaibo)
– Solange Rincón (Maracaibo)
Carlos Ildemar Pérez (Maracaibo)
Trina Quiñones (Caracas)
Daniela Jaimes-Borges (Caracas)
– Flavia Pesci-Feltri (Caracas)
– Florencia Hogreul Fuenmayor (Maracaibo)

5:00 p.m. Despecha2 Lectura de desamor y desencuentro con María Gabriela Rosas y Luis Perozo Cervantes.

6:00 p.m. Lectura de nuevas voces
– Jairo Rojas Rojas (Mérida)
– Verushka Casalins (Maracaibo)
– Néstor Mendoza (Valencia)
– Eugenia Tovar (Maracaibo)
José Manuel López D’ Jesús (Mérida)
– Dulce María Ramos (Caracas)
– Daniel Arella (Mérida)
– Eli Núñez (Maracaibo)
– Eliseo Villafañe (Barinas)
-Diana García (Maracaibo)
– Enrique Salustiana (Caracas)
– Gabriel García (Maracaibo)
– Henry Bermúdez (Maracaibo)
– José Miguel Navas (Valera)

7:30 p.m. Lectura Ganger: por legalización del amor y la marihuana
Lectura musicalizada dirigida por el poeta Edgar Alexander Sánchez

SÁBADO 13 DE SEPTIEMBRE.

10:00 a.m. Clausura
– Palabras del maestro Héctor Pirela Zambrano, por el Movimiento Poético de Maracaibo.
– Palabras de Clausura del III Festival de Poesía de Maracaibo a cargo del maestro Miguel Ángel Campos.
– Palabras de Eveling Trejo de Rosales, Alcaldesa del Municipio Maracaibo
– Entrega de Certificados a los talleristas
– Entrega de Certificados a los poetas asistentes
– Entrega de la distinción como visitantes ilustres de la ciudad a los poetas: Ricardo Yáñez (México), Onyeka Nwelue (Nigeria), Javier Gutiérrez Lozano (México), Pablo Benítez (El Salvador)
– Interpretación del Ensamble de música zuliana de la Alcaldía de Maracaibo.

Sede del Festival: Teatro Baralt de Maracaibo.

Ender Rodríguez

Ender Rodríguez.
(San Cristóbal, Venezuela, 1972).

Ender Rodríguez

Escritor, investigador cultural y artista multidisciplinario. Licenciado en Educación Integral. Ha publicado Cantos del origen, San Cristóbal 2002 (CONAC, NNEE, Amerindia); además de publicar ensayos, poemas y cuentos en otros libros, revistas, periódicos y páginas web. Trabaja en proyectos de audio-poemas, fanzines y publicaciones alternativas no convencionales.

Obra poéticaEl sofá de Beatrice, poemas y cuentos perversos (2006); Creactivo, Apuntes sobre arte y creatividad (2007) Primavera cero (2008).


Selección de poemas

*
TIPOS%PODER

Soy alérgico
a
quienes
suelen
jalarlas
y al mismo tiempo lamérselas
al q manda

Se babean en grupo y
me dan tóóóós

*
POEMaPESIMISTa

Me gusta que caiga
y
rebote
el
sol como bola
de ping pong

destruyéndolo
todo todo

en una especie de crepúsculo solar
del fin

Lilia Boscán de Lombardi

Lilia Boscán de Lombardi
(Valera, Venezuela. 1942).

Lilia Boscan de Lombardi

Poeta y ensayista. Licenciada en letras “Summa Cum Laude” (LUZ, 1965), doctorado en literatura española e hispanoamericana (Universidad Complutense de Madrid) y profesora emérita la Escuela de Letras de la Universidad del Zulia. Realizó cursos de postgrado en La Sorbona de París. Obtuvo diploma de Estudios Hispánicos Contemporáneos, Instituto de Cultura Hispánica (Madrid, 1969). Se ha desempeñado como jefe del Departamento de Literatura de La Universidad del Zulia, directora del Instituto de Estudios Literario de LUZ e investigadora adscrita al mismo, miembro del Consejo de la Escuela de Letras de LUZ, miembro del Consejo Técnico del Centro de Estudios de Posgrado de LUIZ, miembro de la Comisión Humanística del Consejo de Desarrollo Científico y Humanístico de la Universidad del Zulia (CONDES), miembro del Instituto Internacional de Literatura Iberoamericana, de la Asociación Internacional de Hispanistas, de la Asociación de Escritores del Zulia y la Asociación Cervantista Internacional, así como directora de la Fundación del Teatro Baralt (FUNDABARALT) (1994-1998), que logró su anhelada reapertura (1998). Fue presidenta de la Fundación Museo Barro de América “Roberto Guevara”, decana de la Facultad de Ciencias Humanas y Sociales de la Universidad Católica Cecilio Acosta (UNICA) y decana de Investigación y Postgrado de la Universidad Católica Cecilio Acosta.Miembro Correspondiente del Instituto Sanmartiniano de Colombia, Capítulo Barranquilla (1996), de la Junta Directiva de la Sociedad de Amigos de la Orquesta Sinfónica de Maracaibo y de la Junta Directiva del Centro de Arte de Maracaibo “Lía Bermúdez” (CAMLB). Miembro del Consejo Editorial de la revista “Puerta de Agua”, de la Revista Hispanoamericana de La Universidad del Zulia, de la Revista Situ Arte de la Facultad Experimental de LUZ, directora de la Revista UNICA, y de la Colección de Poesía “El Aleph”, así como directora de Publicaciones de la Universidad Católica Cecilio Acosta y miembro del Comité de Redacción del suplemento “Signos en rotación” del diario La Verdad. Ha recibido varios premios y reconocimientos: Condecoración “María Luisa Lossada”, Gobernación del estado Zulia (1994), Hija Adoptiva de la Población de Isabel López, Barranquilla, Colombia (1996), Premio Regional de Literatura “Jesús Enrique Lossada”, Mención Ensayo, Gobernación del estado Zulia (2000), Orden “Rafael María Baralt a las Artes Escénicas”, Unica Clase, Fundación Teatro Baralt (2005), Orden “José Antonio Borjas Sánchez”, Facultad de Humanidades y Educación LUZ (2009) y Reconocimiento como “Mujer Emblemática del Zulia 2012”.

Obra poéticaVoces de la Memoria (1995); Surco de origen (2000); En el corazón del vértigo (2002); Desde el signo que nombra (2008); Puerto de sombras (2012).

Miguel Ángel Hernández Zambrano

Miguel Ángel Hernández Zambrano
(Maracaibo, Venezuela. 1983).

Miguel Ángel Hernández

Poeta, dramaturgo, ensayista e investigador. Licenciado en Letras. Desde el año 2007, forma parte como miembro fundador del grupo literario Per Verso, al lado de los jóvenes poetas Luís Ángel Barreto, Adriana Prieto y María Elisa Vera. Obtuvo el XIX Premio Nacional de Poesía Fernando Paz Castillo, el I Concurso Nacional de Poesía Delia Rengifo, organizado por la Editorial del Sur y en septiembre de 2013, ganó el Concurso Nacional de Poesía en su cuarta edición, que entrega la Casa Nacional de las Letras “Andrés Bello”, con el poemario ¡Oh, Lorem Ipsum! Ha publicado: Antología del descapotable (poesías, 2006), en coautoría con Eduardo A. Pepper y utilizando el seudónimo Pinipón. Además tiene inédito dos libros de poesías. Obtuvo una Mención Especial en el I Concurso Nacional de Poesía Delia Rengifo (2011), con el poemario Un decir errado e incluido en Antología Poética (2013), publicada en Caracas por SUReditores.

Obra poética: Antología del descapotable (2006); ¡Oh, lorem Ipsom! (2013); Un decir errado (2013).


Selección de poemas

*
Algún día sabremos su nombre
pero hoy no
hoy se trata de instalar un insulto
en lugar de un semáforo roto.

*
Antes decíamos que nos gustabas
solo antes
ahora hemos crecido
visto algo de tus úlceras soleadas
y nos tapamos la boca.

*
Tus hijos explotan en el sol, en aceite caliente. Y no nos dimos cuenta. Miami es una
mariposa que revolotea en las cabezas.

*
¿Maracaibo?
No, no conozco esa ciudad.

*
Es un sol que odia
de cuervos que danzan alegres en el cielo.
Baralt no sabía nada.

*
INVENTARIO BREVÍSIMO DEL VERBO YA NO
Puerto, lago, puente, relámpago…
Maracaibo es una quimera
¡qué atrocidad!

*
—Estas calles…
—Perdón, ¿dijo calles?

*
¡Oh, pozo cristalino!
¡baba de lagarto!
¡dragón de Komodo!

*
Idiosincrasia

Somos así porque somos así porque somos así porque somos así porque somos así porque somos así porque somos así porque somos así porque somos así porque somos así porque somos así porque somos así… [bis]

*
Maracaibo se enciende de alegría

Con el encendido de las luces de la avenida Bella Vista se marcó el inicio de la celebración de la época más esperada del año.

[…]

El interruptor que dio inicio al encendido de luces de la avenida Bella Vista fue presionado por la máxima autoridad municipal en la región, ET en compañía del Gobernador del estado Zulia PP.

“Hoy se enciende la gaita, la emoción, y la fe pero sobre todo hoy salimos a recorrer esta hermosa Bella Vista que les ha querido brindar la gobernación y la alcaldía” 

La Verdad, 4-XI-2011

*
§

—¿Y ahora cómo hacemos?

—Es que por aquí no se puede pasar; están poniendo las luces.

—Nada, nos toca regresarnos, cruzar allá, bajar hasta la otra cuadra y ver si por el semáforo —si sirve— está abierto.

—Sí, si no, te dejamos por acá y a echar pierna…

[Risas]

*
¿Qué voz?, ¿cuál estilo? El poema, acaso por mímesis, tenía huecos y una alcantarilla destapada que exhalaba olores que alcanzaban incluso la primera página. Entonces hubo que rasparlo y echarle una mezcla negra para allanar la lectura. Sin embargo, con tales trabajos se fueron las voces que lo habitaban, no así las máquinas, aparentemente varadas en las curvas de una ese.

*
Clic
la avenida es brillante
esplendente
todas las calles cercanas la envidian
clic: la telaraña
los perros de Pávlov
—Vamos, ya viene la comida.

*
Utopía

Latitud: 10º 34’ 0” N
Longitud: 71º 44’ 0” O
Gloria a ti, casta señora,
de mi pueblo bravo y fuerte,
que en la vida y en la muerte
ama y lucha, canta y ora.

Gloria a ti, casta señora,
de mi pueblo bravo y fuerte,

José Manuel López D’Jesús

José Manuel López D’Jesús
(Mérida, Venezuela. 1990).

Jesus Manuel Lopez

Escritor y músico. Licenciado en letras mención historia del arte por la Universidad de Los Andes (ULA), donde además es estudiante de letras mención lengua y literatura hispanoamericana y venezolana y de la Escuela de Música. Participó en el taller de poesía dictado por Luis Moreno Villamediana, talleres de creación literaria (DAES-ULA, 2008) y fue miembro del Grupo Experimental de Poesía y Música (Reflejos, 2007-2009). Ganador del Premio de Poesía “Gelindo Casasola”, en el marco de las Jornadas de Creación Literaria ULA-2010. Ha publicado artículos en el periódico alternativo Arcabuco y es coautor de la novela colectiva Una balacera no abolirá el azar (Fundación Editorial el perro y la rana, 2010). Además, textos suyos han sido publicados en antologías internacionales y periódicos de su país.


Selección de poemas

*
Letanías

I

Ojos:
Hablen a la aurora
Que abraza el desvelo suicida.

Giman en defensa
De un lenguaje que escupe
Nuestros ojos sellados
Con el barniz de la incertidumbre

Y la costra del discurso
Balbucea en nuestros labios
Y descose nuestras encías

Ojos:
Hablen a la aurora
Que abraza el desvelo suicida.

 

II

“En el que se lanza y no tiene cabeza
Más que para las paredes”
Henry Michaux

Y con toda la avalancha sonora, táctil
La mostrosidad en el camino, el combate con criaturas vertiginosas
Con noches sin sueño, con días que pesan más que la vida
Con buses de retardo,
Con llegadas a destiempo.

Ir y venir sin lugar de encuentro
Ir y venir con un bastón dando y recibiendo golpes
Ir y venir sin regreso
Ir y venir sin opciones
Ir y venir con los párpados del muerto
Ir sin venir.

La tarde de desgarro y desilusión
De búsquedas sin hallazgos
De realidad a bofetadas.
De Huidas permanentes

 

III

Hay que salvar al sujeto imbécil,
Que sufre al arrancarse la sístole y la diástole
Para que los perros en la calle caguen sobre él

Deja que el mendigo lo escupa
Enciéndelo y
Espera a
Que las cenizas se atraganten con él.

 

*
Sin la vista del mar

“No se olviden de nosotros
Los que volteamos a ver
Qué es lo que sangra”

Luis Enrique Belmonte

Pegarle en el estómago al olvido
No es suficiente
Instalarse en el solar del abandono
Es habitual.

Llenar sus cuerpos de alcohol
Como la gasolina a los carros sin tanque
Es más indispensable que cepillarse los dientes.

Aun así
Despegarse del mundo
No es suficiente.

 

*
XIII

Olimpo con esferas de fuego
abertura, falso marfil
cruza de cordones desamarrados.

Entra
Un banco transparente,
Diluyéndose en fosas,
En párpados
Que devoran el cráneo

Pecho seco
¿a dónde fue la frase del aire prometido?

 

*
Inventé

“Espacio, me has vencido
Ya sufro tu distancia”

César Dávila Andrade

Una mirada flotante
Unas grietas rojas
Inventé
Unas cejas calvas
Golpeadas por la ligada vereda
Clavadas sobre la comarca perdida.

Inventé fosas
Que taladran a los escombros
Un pasillo para poder respirar
Sin tener que beber los gases de los carros.
Me alejé
De los cuerpos fraternos.

No supe nada de ti
Y no me importas,
Te preferí
Por un transporte de cocina,
Un altar sin luces
Desvelos persistentes.

Y mi trofeo
Fue tu olvido
Clavado en los escombros.

 

Yorgenis Ramírez

Yorgenis Ramírez
(Vargas, 1986).

Yorgenis Ramírez

Poeta. Artista visual. Relacionista Industrial. Director artístico de La Casa Rota, colectivo de artes visuales. Egresado de la Fundación Escuela de Danza de Caracas como bailarín en Danza Contemporánea. Posteriores estudios de artes escénicas en Essen-Alemania. Ha tomado clases de danza con los destacados maestros y compañías: Kazuo Ohno, Pina Bausch, Lloyd Newson, ImPuls Tanz, Kafig, Inbal Pinto & Avshalom Pollak Dance Company. Actualmente es bailarín de la Compañía de Danza Contemporánea Danzart y Cursa estudios de Licenciatura en Danza en el convenio ULA-UPTM. Administra los blogs leviticoresteo.blogspot.com, latransparenciadelinstante.wordpress.com y lacasarota.tumblr.com. Ha tomado talleres de producción editorial con Librería Lugar Común, comunicación audiovisual con la Cinemateca Nacional y literatura con Armando Rojas Guardia


Selección de poemas

*
H

H nació muerto
Sin embargo sus padres decidieron criarlo

Le hicieron una jaula de neón eclipsado para apaciguar su rabia apocalíptica.
No lo lograron.

En vez de pan, un índigo revolver bajo el brazo
Y la tristeza de quien está predestinado al confinamiento de la sed.

Ser un inútil, su mayor esfuerzo.
Su irrupción en el mundo fue el de la bestia herida por el rayo
Nadie estuvo de acuerdo con tal desolación en este planeta.
La soberanía estuvo menguada por los lívidos gritos de esa carne podrida.
Y sin embargo él, allí.

En el espacio que habita la generosa lástima del silencio.
Un espejo oxidado en cuyo fondo titilaron anticipadamente los rayos del juicio final.

*
Des-esperanto

Mamá suspiró con aire solemne. Coció la boca de sus temores con hilo de sus huesos artríticos. Apartó de su mente el perfume de inminencias que rondaba sus pensamientos, con un sonido de buey adolorido producido desde su útero. Luego abrió los ojos, hizo silencio y se dio cuenta que estaba terriblemente viva. –Al parecer Dios quiere ahogarnos con sus lágrimas- dijo almibaradamente lúcida. A lo que mi padre respondió con voz amoniacal- Ve pensando entonces en decirle a tu Dios que deje la mariconeria-. Y el ambiente quedó contaminado por aquella frase arrasadora, como si la lluvia no bastaba para sentirnos desgastados.

*
Yo aspiro una dictadura digna

 

A Caracas, la que insiste.

 

 

Yo aspiro una dictadura digna
propia de las torturas japonesas
y los manuales de perversión gringa
Con reseñas en Hola, Forbes y Vanidades
Capaz de ser llevada a la mesa de la ONU
y cualquier convención internacional
donde la paz es solo tema para banquetes
y sobremesa de licor, sexo e indolencia
Yo quiero una dictadura
que sea escándalo en el medio oriente
donde sientan envidia por nuestro alto nivel de represión
Una dictadura fantasmal
en los sueños de cada habitante del país
Que la KGB y la CIA sientan que sus cazas de brujas
son inofensivos juegos de niños
ante las épicas persecuciones de nuestros torturadores
Una dictadura que trate de enamorarnos del dolor
que intente ser sincera con sus patologías y muertos
Una dictadura que sea cuerpo, llaga, sangre y ceniza
Vivir una dictadura donde Hitler, Mussolini,
Pinochet, Somoza y la comandancia suprema de los dictadores eternos
sean el sueño de humo de quienes ensayaron con la muerte
y fallaron en el inconquistable afán de la vanguardia
Yo quiero merecer una dictadura
una dictadura de verdad
A la altura de las estúpidas conferencias
donde se pretende definir los origenes de la malignidad
y su importancia en los tratados de libre comercio
Agonizo ante mi deseo
de una dictadura de escala
en días donde el sol esté prohibido
y los más aterrador sea
pronunciar nuestro nombre
Yo quiero una dictadura que nos enseñe a morir

Jesús Montoya

Jesús Montoya
(Tovar, Mérida, 1993).

Jesus Montoya

Estudiante de Letras mención Lengua y Literatura Hispanoamericana y Venezolana de la Universidad de Los Andes – Estado Mérida, Venezuela. Fue invitado por la Casa Nacional de Letras Andrés Bello a la octava edición del Festival Mundial de Poesía en la ciudad de Caracas como representante del estado Táchira, así mismo, ese año le otorgan el tercer lugar en la mención de poesía en el concurso Explosión Cultural Bicentenaria en el ámbito nacional en conjunto con Josué Calderón y Fernando Vanegas por el poemario Once poemas en los cuadernos de noviembre (Caracas, 2011). Es fundador del grupo literario Los hijos del lápiz. Fue invitado al Festival de Poesía de Maracaibo (Zulia, 2012). Obtuvo una mención de honor en el primer Concurso Literario Internacional “Casa de la UNCO” (Chile, 2012). Mención de honor en el concurso literario para estudiantes: Homenaje a José “Pepe” Barroeta convocado por la Dirección General de Cultura y Extensión (DIGECEX) de la Universidad de Los Andes por el poemario Unas veces triste, otras no tanto (Mérida, 2012). Ganador del segundo lugar de las VII Jornadas Estudiantiles de Creación Literaria: Homenaje a Hernando Track de la Universidad de los Andes (Mérida, 2013). Ganador del primer lugar del I Concurso literario Manuel Felipe Rugeles, convocado por el Gabinete de cultura del estado Táchira (San Cristóbal, 2013). Ganador del primer lugar en la mención de poesía por la obra Primer viaje, así como una mención especial en la categoría de ensayo por el texto titulado Apuntes de la ironía en el cuento “El príncipe feliz” dentro de la sociedad victoriana del XXIII Concurso de cuento, poesía y ensayo, convocado por la Dirección de Asuntos Estudiantiles (DAES) de la Universidad de Los Andes (Mérida, 2013). Participó en el proyecto Sesión de Nuevas Voces del movimiento poético de Maracaibo.

Obra poética: Once poemas en los cuadernos de noviembre (2011); Primer viaje (2014)


Selección de poemas

*
He visto tus ojos nacer en los míos. He bajado por tu mirada como una escalera eterna para encontrar al mar. El primer viaje crece en sus colores. Ya no habrá una mentira que valga. Tengo la cara retorcida y el destino roto, el magnífico destino, brillante, brillante. Ahora vendrán todos mis amores perdidos como un centenar de olas a acurrucarse en mis pies. Te odio. Te odio. La honestidad me está matando. Le conté a mi hermano que tus ojos son maravillosos y se burló de mí. La honestidad es una huella. Les dije a tres amigos que me hice poeta cuando mamá intentó matarse y ninguno me creyó. La honestidad me aturde. Escribí poemas sin parar a los quince años para olvidar mi pasado y todavía lo recuerdo. La honestidad es imprudente. Mi padre me abrazó con sus lágrimas una mañana en la cárcel de ese pueblo. La honestidad es un sueño. No recuerdo lo esencial de mi infancia. No he vagado en su rendija. La honestidad me contempla. Arrastro el corazón contra el suelo. Me he enamorado tantas veces que perdí la fe y con ella el mismo amor. La honestidad es una estrella. He vivido de la culpa y del odio. He interrumpido mi estupidez con un grandioso beso que me olvidó para siempre. He bajado desde tu mirada y el mar se ha vuelto un muelle en las tinieblas. Si pudiese huir de este infierno no lo haría. Si consiguiese dejar de imaginar el ritmo de las cosas no podría. Noches de mis años, canto como la primera vez. Noches de mis años, me han llevado hasta el fondo y ya no sé para quién hablo. La honestidad es una cicatriz, canta conmigo.

*
Me acusan incansablemente
de arrastrarme junto a los equivocados
en el sendero equivocado.
Me acusan y señalan con sus dedos temblorosos
cuando mis ojos descansan
en un sueño distinto, lejano.

Me acusan por aplastar una a una mis pasiones sin arrepentimiento,
por traicionarme al escribir poemas
desde una voz insensata que destroza en su recorrido
las ventanas.

Estoy decidido a ser el primero que echen
a la calle de sus asquerosos recintos,
pues mis ojos apuntan hacia todas las direcciones
que marca el viento con su paso.

Me acusan de ser invisible
aunque esté tan cerca como el aliento,
pero mi soledad no sabe cómo comportarse.

Me han insistido que sea feliz desde la ausencia,
y he fracasado.

Me han invitado a pudrirme en la locura
como las hojas amarillas cuando cambian su color.

Me han maltratado por tener esta memoria larga y sucia
hecha de caricias.

Pues bien, les digo:
Soy el movimiento fino con que el cielo cambia de rumbo a las estrellas.

Acúsenme,
nada traigo en mi defensa más que la humilde pena
de quien ama las palabras.

Vengo con el rostro hueco
por esta sonrisa adolescente
que inútilmente se me va borrando,
que inútilmente se me va quedando en otra infancia.

Mi voz se mece en los jardines y se pierde en el espacio.

Nada traigo en mi corazón,
no me acusen porque cante.

Nada traigo desde el precario y misterioso río del tiempo.
Nada tengo más que el lamento de quien en silencio busca la distancia.

Acúsenme,
medité a la alegría y la perdí.

*
Ángel callejero, ala de lluvia, estoy hecho un desastre.
Perdóname, todo lo que abrazo es helado.
Tengo marcados los sellos
de las discotecas en las manos todavía,
no encuentro el camino a casa
y lloro en cada hombro ajeno
que consigo por la calle.
No creo que ningún poema venga a mí sin un castigo,
todo poema nace del infierno y mis palabras son espejos.

Ángel, angelito, delicadamente estoy hecho un desastre,
los perros que más amo tienen la piel de la calle
derramada en ella, bordada, estrecha, desnuda,
ven cada ojo como un cielo,
son estrellas,
y yo soy un desastre, angelito,
muchacho etéreo, cabrón.

Llevo años escribiendo noches,
escondido,
noches enteras escribiendo años.
Soy inmóvil como el olvido, acalorado, tocando el pasaje
y la ruta que desaparece con mi cuerpo,
inmóvil, como el olvido.
Busco contar una historia
donde se asiente esta chaqueta empapada,
donde el cielo sea un labio
y no una esperanza en la noche vieja,
busco contar una historia
y encenderla con este yesquero vacío,
busco que esa historia me cuente y me arrastre,
me cuente y extrañe,
me cuente desde el fondo del agua
y de la risa del viento que reposa
en mis pulmones rotos.
Ángel, ahora el corazón es una palabra
que palpita,
quiero ser esa palabra
en lo más hondo de mi vida,
en lo más hondo del amanecer que invento
volado y solitario
en las aceras agrietadas que marchan conmigo
en mi desventura,
voy perseguido por una palmada en el hombro
por un golpe que me hizo imaginar los ojos de este poema,
ángel callejero, viejo amigo,
sigo el sendero con el espíritu en la punta de los dedos,
sigo el sendero con el sonido de las motocicletas
que me hacen correr
hasta tomar buses donde duermo
soñando las canciones de la radio
y el silencio claro del paisaje,
quizá también sueño el tiempo,
quizá también sueño que mi agresiva voluntad
destruya lo que más quiero
junto a la piel roída de las noches de mis años,
ángel, conozco canciones que se han destruido
antes de ser cantadas,
y yo soy así,
soy como esas cosas que se acaban
sin saber que mueren.

 

*
Canto y los recuerdos agrandan la ciudad. Canto y las ventanas se abren. Canto y la lluvia distorsiona mis ojos. Canto desde un bar merideño, desde la magia violenta de una esquina. Canto y hago que bailo y me río viendo el techo en soledad hasta que el sueño me revienta los ojos. Canto y la oscuridad se duerme. Canto y nadie viene a buscarme. Canto y la esperanza pinta otros colores. Canto y los muelles dejan de ser promesas. Canto y busco una desoladora imagen dónde abandonarme. Canto y mi alma se transforma en una ola. Canto después del fuego, de las noches que brillan amargamente entre mi sangre. Canto y mis palabras inventan un terrible perfume que me cubre. Canto y mis palabras me odian. Canto y guardo el secreto de estos diecinueve años armoniosamente muertos.

 

*

Fumo sin parar desde la mañana,
si paro me abrazarán las rosas
.
Giorgos Seferis

 

Amo la pérdida. Amo mi absoluta desaparición. Mis ojos despegando con el viento, enredados, enraizados con la luz de la tarde. Camino sobre la lluvia escribiendo el poema. Escribo el poema en mi alma y la lluvia lo aplasta. Fumo y escribo el poema inagotable. Lo escribo desde mi rostro, este rostro sin movimiento que nadie ve, este rostro de colores abandonados, colores, que ningún labio toca, que ningún labio arranca, este rostro que es ojera y risa, grito y muerte, azul y sangre. Mis besos son canciones. Diré que no sirvo para nada. Diré la verdad. Diré que soy niebla entre la niebla, y yo amo mi insondable desaparición. Tengo vacíos los cuadernos y la casa y mi esperanza también está vacía, esperanza viento, esperanza humo. Rezo porque olvido. Fumo y escribo el poema, lo conozco. He conocido el poema como una plegaria. Lo he conocido desde el charco, desde el hielo enamorado de mis manos. Amo como nadie y a nadie amo. Amo la pérdida. Amo desde el aire y desde él escribo el poema. He escrito el poema y lo he perdido. He escrito el poema y lo he matado. He escrito orilla y mano, quebranto y olvido. Me sé de memoria esta infinita pérdida.

*
Hermano, estoy conmovido,
río en la hora más callada de la madrugada
porque todas mis acciones son irremediables,
te juro que es conmovedor,
hermano,
ya busqué el viaje exacto que me devolvió hasta mis sueños,
ya atravesé las multitudes con los ojos de un fantasma,
ya huí desalentado entre la brisa del sur,
ahora no me queda nada.

Vago por el mundo
enamorado de la múltiple forma de los rostros
que preservan la esperanza.

Hermano, entiende,
estos ojos no se fatigan por el llanto,
déjame mostrarte la aventura de mi vida.

Ven, en ella soy solitario pero aún tengo tu recuerdo.
Ven, poseo la risa del loco alucinado que esperabas.
Ven, dentro de mí siento la lluvia.
Ven, tengo la gracia del loco
reventándome el rostro
su mueca al despertar
absurda
perseguida
abriéndome
hacia los árboles
para encontrar
la claridad que guarda su canto.

Hoy la vida me sucede diferente.

Ven, ahora estás más lejos.
Ven, estoy completamente solo.
Ven,
hay una imagen que me destruye por completo y no consigo amarla.
Ven,
hoy veo esa imagen más allá de la ilusión
con un ansia inevitable que me arroja hacia el pasado.
Ven,
estoy desnudo junto al cielo azul
brillante
y como un genio desconocido
me paseo por los bosques
por la humanidad
al pie de las montañas.
Ven,
el canto es sabio y me pinta
el cuerpo espléndido en toda mi expresión
en toda la maravillosa voz que me traiciona.

Hermano
hermanito
el poeta se traiciona
y yo tengo el cuerpo intacto y las gafas rotas
y me están comenzando a crecer rosas en los labios
por la maldita esperanza que me acompaña
a toda hora en los rincones
más inhóspitos de esta ciudad
que es una cicatriz
inmensa y violenta
como la marcha veloz de los carros
en esta avenida donde me tambaleo en plena
rumba
mi única intención es traicionarme
porque el poeta se traiciona
en la felicidad ardiente
y yo estoy aquí y este momento
es parecido a la felicidad
y sé que volverá otro poema
que el aire y la magia
del olvido traerán hasta mí
porque este poema es uno de los nuestros
porque es bendito y solitario
pero qué importa
uno sabe que todo mal poema
comienza cuando uno no se consigue
por ningún lado en él
y yo veo tus ojos y los míos
rompiéndose
enteritos en este inmenso calvario helado
donde la noche dejó de ser una promesa
y cariñosamente nos envolvió en su secreto
hermano
hermanito
el poeta se traiciona
eso me lo dijo un borracho de esos que nos trae la parranda
que uno no se puede sacar de la cabeza
porque uno los ama
veo los carros pasar
y su luz me cubre los ojos
estoy impaciente en mi propio e inútil desenfreno
con el alma viajando sin saber a dónde va
hermano
vuelve a ver mis manos
están hermosas
son cosas de las noches frías
como la indecisión
y los árboles grandes
que las aceras devastaron
estoy siendo golpeado
por la infinita locura
y el cielo y las horas son altas
y mi cuerpo
se destruye
hermano
hermanito
mi último amor fue transparente
y ahora arde en mi memoria
ahora
que el horror temblará en mi pecho
me voy a morir y mi luz
se cargará la piel del mundo
en su esplendor
en su esplendor
en su esplendor
oculto
soy un ser que gira y tiembla y perdona
en el verano
no sé por qué
tengo esta imagen fiel
que en mi interior me acompaña
redoblando los latidos de mi corazón
al andar
fíjate
fíjate en mis ojos
ahora son distintos
más grandes y nostálgicos
desciendo
por la calle
y la poesía sabe lo que siento
ahora
ahora.

*
Loco.
Loco en la taberna.
Loco del sendero.
Loco en el pueblo.
Loco podrido.
Loco con cuchillos.
Loco cantándole a la muerte.
Loco en la noche blanca.
Loco sin los buenos amigos.
Loco fumando cigarros baratos.
Loco quemándose.
Loco de humillación.
Loco en la profundidad de los hoteles vacíos.
Loco bebiéndose la música.
Loco con la mente en blanco.
Loco oscuro.
Loco enredado en la bondad.
Loco enfermo.
Loco volviéndose un río.
Loco en el calor de la poesía.
Loco imaginando hermanos que no existen.
Loco de exceso.
Loco aturdido.
Loco solitario.
Loco riéndose todavía del mismo secreto.
Loco en la ausencia.
Loco corriendo.
Loco condenado.
Loco alucinando su historia.
Loco entre las flores.
Loco y maldito.
Loco y claro y fresco atravesando las plazas
con la vida revuelta estaba yo.
Loco insoportable.
Loco, loco, aniquilado por la muerte estaba yo.
Loco en mi primer viaje. 

*
Años, noches y canciones

Era hermosa la oscuridad y la risa, la honestidad que perdimos.
Era honda la noche que nos quiso entre sus manos
de golpe en golpe,

de casa en casa, de copa en copa,
es la misma noche que olvidamos tendidos de brazos abiertos
esperando cada amanecer,
apretando el horizonte con los labios,
envueltos en ese inmenso aullido
que atravesó montañas y pueblos, playas y sueños,
empapados, ahogados en la noche latinoamericana
que nos dejó sin voluntad para acabar aquél alegre y desenfrenado llanto.
Era hermosa la oscuridad y la risa y aquí estamos, uno a uno
con cada rostro
con cada historia que el amanecer golpea
que el amanecer galopa
que el amanecer empuja en nuestros ojos.
Aquí fuimos pájaros y amantes,
vagando de poema en poema para sacrificar
la infecciosa cicatriz de nuestra infancia.
Trazamos una biografía eterna
para que el viento la contara.
Bailamos con el tiempo esta muda melodía,
con la niebla que el sol quema.
Somos de los que escriben para salvarse,
a mano y sin esperanza,
hacemos de la poesía lo que somos.

*
En los ojos de mis amigos permanece intacto todo lo que escribo. En los ojos de mis amigos sólo hay vicios y sueños; en ellos están mis ojos brillando, quemándose. Muda es la ilusión de mis ojos. Mudo es su lamento.

*
Espero que se escuche la música en este poema, que la mano que lo toque me toque, que el beso que lo hiera me hiera, que las lágrimas que vengan con él me arrullen muy despacio. Espero que las risas de mis viejos amigos retumben en sus oídos. Quiero que sientan la vasta incertidumbre de este bus en el que siempre regresamos. Espero y quiero tener más esperanza. Espero y quiero ignorar a las estrellas, a los árboles, a los últimos sonidos de la aurora que tanto pesan. Ignoro tanta belleza para no sentir que me deshago.

*
Le volteo la cara al monumento eterno que el amanecer traza en el cielo. Pero estoy exactamente ahí, perdido en él, son cosas de mis ojos, es el cielo, celeste y blanco, celeste y triste, celeste y solo, sólo mío. El cielo. Gris. Dulcemente gris, desde mi pena, desde mis ojos, solo y puro, sólo mío. Entre mi piel y la vida, entre la estrella y el mar. Mutilado, alto, muerto de día, vivo de noche, flota, flota y es inagotablemente mío.

*
Tengo el amanecer que merezco como un golpe bajo. Tengo el amanecer que merezco y es idéntico a una lágrima, tropieza en las paredes, se hinca entre mis ojos, se arrastra por la calle, me cuelga de los labios; me invita solitario, me inventa helado y silencioso, como yo inventé la noche, como yo lo inventé a él.

*
Amanece y todavía espero. Todavía escucho la música colgada a mis oídos. Desgasto mis recuerdos esperando. Busco un poema que me devuelva a otro poema. Tiemblo. Sé que el cielo es más hermoso cuando no lo veo, cuando las estrellas lo abandonan. Ahora es más hermoso, porque amanece y mientras muchos despiertan, nosotros nos tumbamos entre las cenizas, inmóviles, conmocionados. Todo nos consume. Todo nos arrastra. Decimos siempre adiós para ser la huella y el camino. Somos estos pasos que, sin dirección, palpitan por la tierra. Somos la noche que se limpia los labios con los ojos cerrados.

*
No digamos nada más, somos el cielo que se extiende, cada cosa que queremos, reflejos perpetuos de manos que se tocan, de amigos que se alejan. Muchachos errantes, árboles y pájaros, labios que nombran y sepultan gestos, papeles que nos abren a lo largo y ancho de la cordillera, un manojo de palabras que largamente traerán consigo historias que queremos contar y no escuchar. Nunca, nunca, porque eso fuimos, historias que nadie contó. Historias de niños que silbaron hasta perder la ilusión, hasta quebrarse la cordura. Historias que nos envejecen suspirando, que guardan la amargura del último trago, el milagro del último trago, la fresca caída del último trago. No digamos nada más. Somos las calles, las plazas y los sueños de esta ciudad que nos odia, ese remolino que nos tragó enteros y se nos volvió este poema, este soplo de polvo y amor que nos persigue, estos recuerdos eternos que abrazan la piel y la memoria.

Trina Quiñones

Trina Quiñones
(El Tigre, Venezuela. 1950)

Trina Quiñones

Abogada egresada de la Universidad Santa María. Estudió Letras en la Universidad central de Venezuela y Artes Escénicas en la Universidad Nacional de Brasília. Se desempeñó durante 4 años como Abogado Corporativo de diversas empresas. Ha sido correctora de traducciones de poesía del ruso al español y traductora de poesía brasilera. Ha sido tallerista del reconocido escritor y ensayista Armando Rojas Guardia. Colabora con la revista Meya Ponte (Brasil), Alforja (México),  EL Jabalí  (Argentina), Boletines de la Academia de Literatura de Moscú, Revista Bestik Magnetogorak (Federación Rusa). Sus poemas también han sido publicados en papeles literarios de México y Brasil. Colabora como traductora, poeta y narradora en diversas páginas web. Su obra ha sido traducida al Inglés, Portugués y Ruso. Ha recibido diversos premios a su poesía en Brasil, Venezuela y México; como la I Bienal Internacional de Brasilia. Es Miembro Correspondiente de la academia de Literatura de Moscú, Miembro honorario del Instituto de la Amistad Ruso-Venezolana, Miembro de la Red Mundial de Escritores en Español (REMES) y Miembro Activo del Círculo de Escritores de Venezuela.

Obra poéticaMutación o de cómo la cautiva escapó del espejo (1991); Fugitiva (1993); Caminos de integración (1993); Ejercicios de amor (1999); Nómada de lo invisible (2000); Juegos de invierno (2000); POEMARIO (2008); La Mujer Rota (2008), La voz de la ciudad (Caracas, 2012).


Selección de poemas

*
Delia resplandece

para Adriano González León
(In memoriam)

Andrés que te encuentro
que somos dúo y multitud y uno
Andrés que me inundas de fluidos
y la ciudad trepida
hay vocerío de balas y de gases
la sangre circula apresurada
por hondonadas de riesgos
suicidas apuestas
Andrés que te busco sin buscarte
mis cuadernos  el café  la tarde declinando
mis ojos en los tuyos   Andrés
tus manos que abren mi vestido
mataron al catire
Andrés
tocas mis olores
siete desaparecidos  Andrés
nuestros sudores por fin juntos
la policía  pasos presurosos
la delicia de que entres en mí
estamos rodeados   Andrés
nuestros cuerpos tensados
buscando el estallido
coronada de resplandores y de balas
mis ojos se apagan
Andrés

*
el futuro ha llegado…
el futuro ha llegado
y nunca pudimos sospechar
lo que sus alas arrastraban
muchachos desocupados
patean latas vacías
en la negritud del callejón
la mujer espera ansiosa
al marido que no llega
y entonces
oye a Bebo y Cigala
acuesta a la hija
para siempre menor
y la convence de que
el mundo es bueno
que los sueños existen
y duerme el mañana

*
ahora…

 

ahora
miraré directamente
a los ojos purulentos
de la ciudad
y no habrá preguntas
ni respuestas
sólo la desnudez
de un lazo roto
que yace sobre el diván

*
ella…
ella ha vuelto a escuchar esas voces
que le susurran
que es fea y mala
y llora
llora porque su corazón
está solo y oscuro
cerrado para el amor
con mil cadenas

*
el tren
por qué no sales de ese compartimiento
de mentiras donde te crees seguro
qué diré al colector
cuando se percate
de que mi ticket es inválido
me creerá cuando balbucee
que todo ha sido un error
que todo estaba en orden
para siempre jamás
cuál  rumbo tomarán
mis zapatos viejos
llevaré mi sombrero
eguiré siendo bella

*
la  fotografía

¿Cómo estar más cerca estando dentro?
GULLEVIC

 

 

 

mi yo
que  contemplas
y deseas
contemplo y
deseo
tu yo
dentro de mí

*
fui magníficamente  cocida

 

a Rafael Cadenas

 

 

fui magníficamente cocida
en el molde de las obligaciones
visto así
la espera será infinita
(quisiera tener algo que decir)
mis dones
me fueron retirados
la poesía
me ha producido náuseas
es preferible desaparecer
de todas formas
me siento borrada
y cualquier maniobra
inútil y falsa
todos los cuerpos
todas las voces
huyen
y los verdes
ya no cantan en mí

 

 

 

 

 

 

 

Alfredo Chacón

Alfredo Chacón
(San fernado de Apure, Venezuela. 1937)

Alfredo Chacon

Poeta, ensayista y profesor universitario. Es una de las figuras más destacadas de la intelectualidad venezolana de la segunda mitad del siglo XX. Hombre de vivas inquietudes humanísticas, cursó estudios superiores de Sociología, Antropología y Filosofía en la Universidad Central de Venezuela (Caracas), de donde pasó a Europa para realizar sus estudios de postgrado en el Instituto de Etnología de la Universidad de París. Una vez doctorado en territorio francés, regresó a su país natal para emprender una brillante trayectoria docente en su antigua alma mater, donde, además de ejercer como profesor universitario durante muchos años, ocupó cargos tan relevantes como el director de la Escuela de Sociología y Antropología. A lo largo de su fecunda carrera como escritor, profesor, investigador y, en general, gran impulsor y animador del panorama cultural venezolano contemporáneo, Alfredo Chacón ha ejercido otras funciones directivas de tanto relieve como la de director de la Fundación CELARG (“Centro de Estudios Latinoamericanos Rómulo Gallegos”) -entre 1987 y 1991-, y la de Presidente de la Biblioteca Ayacucho -entre marzo de 2001 y abril de 2003-, al frente de la cual realizó una valiosa labor de edición. Ha obtenido algunos de los galardones más prestigiosos del panorama cultural venezolano, como el Premio de la Bienal José Rafal Pocaterra -que, en su convocatoria de 1980, vino a recompensar la extraordinaria calidad de su ensayo Curiepe-, y la Bienal Literaria Mariano Picón Salas.

Obra poética: Saloma (1961); Materia bruta (1969); Principio continuo (1982); Actos personales (1986); Acta del presagio (1986); Decir como es deseado (1990); Palabras asaltantes (1992); Por decir así (2003); Y todo lo demás (2005); Por decir así (20013).


 

Selección de poemas

*
Persecutorias

Me han frecuentado imágenes persecutorias y a su modo reveladoras de no sé exactamente cuál asunto que he debido aclarar desde hace mucho. Primero fue un conjunto de visión cerebral que en el poquísimo tiempo de su duración movía sus partes con suma lentitud y estaba hecho de torero, muleta o capa y toro en plena embestida. Luego, esta escena fugaz de accidente de tránsito: yo o un cuerpo humano cuyo destino inmediato me preocupaba agudamente, aparecía a punto de ser atropellado o ya zarandeado y casi detenido en el aire. Además, desde que tengo a mi hija, un doloroso temor al piso alto donde estamos, al vértigo que con virtuosismo me improviso, a la fatídica distancia por la que mi niña podría caer o está cayendo o ya cayó.

*
LLAMADO

Ven mujer
vámonos
hacia nosotros.

LLAMADO 2

Vuelve a ser
tu ausencia repentina.
Decídete a empezar
por mí
donde nunca te busco
y siempre estoy.

LLAMADO 3

Lancemos al camino
sólo presentido
el paso que pueda conducirnos
hasta el principio del camino
hacia la andanza
presentida.

*
Es sólo eso,
pero
eso
es todo.

*
Quiero hablarte, palabra,
ser tu voz
y que tú seas la palabra de mi voz.
Te convido a decir
seguro de que dices
pero no conmigo
sabiendo que yo digo
pero no contigo.
Te convido a decirnos.

*
La voz de un poeta
se escucha en la espesura
de todos los poemas
y se llama dicción.
La prueba de la existencia de un poeta
se encuentra
en la invención que hace su voz
de la palabra.
Como la voz de un poeta
no se puede escuchar
sino en una palabra
inventada por el silencio de esa voz,
tengo la prueba
de la existencia de un poeta
de la invención que él y yo hacemos
del poema
en la espesura de su voz.

*
Palabra instigadora
del rumor de mis límites,
carnada echada en cualquier parte
de mi mar sin fondo,
llegar a ti
por el trasluz de este pensar
en el que escribo,
es lo más que presumo.
Seguir contigo sería demasiado.
Ni tú ni yo
somos capaces
de soportar tanto apremio.

*
NADA MÍO

De pronto
yo en mí
al descampado y sólo en mí.
Desatado
conmigo
sin nada mío
sin distancia con nadie.

*
ESCUCHA Y SIÉNTEME

Deja que el canto que te hablo
borre su trazo y se desmaye

Persuádeme con tiempo para huir
del alborozo mortecino en que persistes

No transijas  Convénceme de ti

De todos modos
pues que nada es lo mismo
acude junto a mí y déjame contigo
en el lugar donde acabas de oír
esta tonada.

*
sendero que se bifurca
labios lengua para lamer
jardines en la pierna qué ofrecimiento el de los senderos
quiero el círculo violáceo del pezón
pero es dos veces
bifurca la sed de mi saliva.

*
Nítida, tórrido

Nítida corriente tórrida, tórrido y   nítido el afluente que se asoma, empuja, entra en la llanura roturada. llegado al punto de volver a partir y del viento ácido, con su lento huracán lastima la pústula terráquea más visible, el cráter inmediato, el camposanto. Se convierte en su propia cábala geológica.

*
7

Aquí
Adentro   Ahí donde no se sabe
dónde es
dónde se encuentra dónde queda
cómo se llegó

Ahí es lo que llena Aquí es lo que se llena
Llenura de vapor de agua
oscuro al rozarla con sus límites
de rebote
hacia adentro

Extasiada
en los recodos que no ha tocado
agobiada
por su propio peso vacilante
henchida
de sí misma
desbordada
de impulsos de materia disuelta
de presencia hueca y hacinada adentro.

 

Carlos Ildemar Pérez

Carlos Ildemar Pérez
(Maracaibo, Venezuela. 1964).

Carlos Ildemar Pérez

Poeta, ensayista, dramaturgo, crítico de arte y titiritero. En su infancia perteneció al Grupo de Títeres ChimpeteChampata. Es licenciado en Letras de la Universidad del Zulia. Magister en Literatura Venezolana. Magister en Teoria y Práctica de Artes Plásticas Contemporáneas de la Universidad Complutense de Madrid, donde cursó sus estudios del doctorado en Filología Hispanoamericana . Labora como profesor titular de la Escuela de Letras de la Universidad del Zulia, siendo desde 2006 su director y la persona que durante más tiempo ha ocupado dicho puesto en sus 55 años de fundada. Es miembro honorario del Movimiento Poético de Maracaibo, dictando desde 2012 los talleres de poesía que esta organización promociona en la ciudad. Fue invitado por la Universidad de Salamanca y el estado venezolano a dictar la Cátedra José Antonio Ramos Sucre de Poesía Venezolana. Su poesía ha sido valorada como una de las voces más auténticas del panorama poético nacional. Resulto ganador de la Bienal nacional de Literatura Ramón Utrera (2011), Bienal Nacional de Literatura Udón Pérez (1992) y fue galardonado con la mención publicación en la Bienal Nacional de Literatura Ramón Palomares (2011); entre otros premios, órdenes y condecoraciones recibidas. Dirige la Revista DE PALABRA.

Obra Poética: Los Heredarios (1988, 2013); Flores para cuando María Calcaño regrese (1990); Estrictis de las muchacha más cercana (1991, 2013); Papá Civil (1993); Sermones para vivir aquí (1993); ¡A que no me come el gato! (2000); Olas para niños navegantes (2000, 2006); Tráglaba Jetoria (2004); El señor Homo Sapiens se hace a la vida de poeta (2005); La mano de obra (2007); Chiquirriticos musicantes (2009); Versos en compañía de Pío y Pía (2012); Provinciano Cósmico (2011, 2013); Tierra Personal (2013, 2014); El bocablario (2014); Más feliz que una lombriz (2014). 


Selección de poemas 

*
SEÑA DE LOS USOS

 Sin perder el modo de cada extremo
Va por día en su último
Digan lo que quieran en parte o en persona
Del grano al infortunio

Para marcar el peso y la joroba
De vivir ya no se existe
El ombligo y su desencanto
De esa tierra como la lleva
En las comisuras

Otra muerte más para este muerto
A brincar sobre lo inmediato
Se alza según el ritual de las flores
A éstas las pateamos alegremente
Con el dolor debido
Cantamos algunas alabanzas
Que aún no sabíamos cantar
Medimos a todos con la hoja de la puerta
En cada despedida
Trabajamos a dios ciertamente
Y Hubo la inocencia completa

*
DOÑA ÁNGELA ELENA HERNÁNDEZ DE PÉREZ

 “Lo más mejor
El patio
Eso que está ahí
Pa vos aunque no esté
Donde el alma muchacho
Te se cayó”

*
TABÚES HABITABLES

El asunto es de pura animalidad
somos tú y yo y la poética.
Victor Valera Mora

 Está un poeta viviendo en tu casa
a la cocina nunca le ha vuelto
a funcionar el horno
Tienes y tenéis
un poeta durmiendo en la casa
los bombillos del jardín están
quemados desde el neolítico
Hallase un poeta vagando
impune rupestre en la casa
la grama se pudrió por el agua
de la manguera que ese mencionado señor
debió cerrar años ha

Existe uno en la casa como yo
los enseres y seres del lugar
están por desaparecer
abandonadísimos
la fiebre mundana de las pequeñas
y miserables deudas que te llegan al cuello

Tótem
guirnalda y cornucopia en más
de un tomo de declaraciones
soy precisamente en la extensión
de tus pasos
orate y gran llorón desnudo en la penumbra
erizado o energúmeno por verte
versificada en tomo de palomas góticas
que llevan misivas en sus picotazos de orfebre
escribo para ganarme
el idioma de tu saliva
para dormir bajo tu peso de hembra
¿aún no lo veis ?

Absoluto estoy
aquí a plenitud
gota a gota como la urgencia
del corazón en trasnocho que empuja
al pie de la letra su daga impuesta
y te idolatro con todo
el verso alborotado de mis verbos

En la luz indispensable
corporal que eres
acecho implacable al estilo
de una guerra avisada
¿cuándo empezarás de una vez a soñar
qué hacer
con tanto yo encima?

Me tenéis enconchado en tu casa
peor que una palabra malasangre
a viva voz e impune
y que no sé por cuál esperanza
resignación aberración etcétera
sigues sin destronar de tus afluentes

*
diolkis franos
CIRTERE apesla
ñamla tuisme
miacla ulmerce
felsan acekes
lejan caryen
resco guirta
kasdin charsa
pierbas rabasci
jerdace nuersos
lurios firruntas
nasmia suste
dulabris ulsas
resla darcios
toican klicar
larofan tancios
niskerátiles

*
Aunque vinimos en romería
Desde todas las distancias
Al Palacio porque habíamos triunfado
Ni se le pudo ver

El recién elegido y comitiva
Están ocupadísimos
Bailando en el salón de los espejos
Con sus acicaladas esposas

Nos pusieron del tamaño del empujón
Ya estábamos de alas chocando
Contra las copas de todo

Regresamos a nuestras regiones
A saber que al levantar el rostro
El sol seguirá siendo
Rumor de pan salado
En nuestra sed

Aprenderemos a ocurrir
Mucho más alto que el cielo
A leer las intenciones en el aire

Se acumulará el regocijo pleno
Del nomeolvides después
Seremos
La última palabra

*
F

Miren a este señor honorífico
Sus intenciones están por encima del sol
Protegido en su flux
Visita el barrio
Su dedo gordo rojo
Nos toca el corazón
y con un como de palo de polo la lengua
En el blanco formato del IVSS
Escribe
El sabio dictamen de nuestra pobreza

F.1

En alguna de estas puertas
Debe ser
Buenos días
¿Está el doctor?
¿En la otra puerta?
Gracias
Ya duele de girar la muñeca
Haría falta usar
Nuestra ascendencia y descendencia
Y la de otros también
En descubrir al señor honorífico
Sus rayos equis
¿En la otra?
Gracias

F.2

Por encima del sol junto a su maletín
Viene caminando el señor honorífico
Se acomoda los lentes
Respira resignación
Empieza a saltar
Lo salpica el barro
Que lleva a nuestras casas

F.3

El señor honorífico
Se da aires
Con el flux y la manía de bueno
Al doctor José Gregorio Hernández
La única diferencia
Es que no se para con las manos a la espalda
Las cruza en el pecho
Como algunas veces
El indio Guaicaipuro

F.4

En el papel del IVSS
Las indicaciones salvavidas
Están por encima del sol y de nosotros
A pesar de todo
Se hace familia
Prende la cocina
Tapa los huecos de las paredes
Entonces afuera duermen
Las cucarachas y el viento
Su mayor favor se improvisa
Al limpiar la pequeña
y redonda grosería
Que se oculta
Entre nalgas

*
FABULA Y MARIA

Fuiste marcando la arena
Con huellas de alga
Para que alguien te buscara en el amor
Rápido te embrujó el inesperado ruido
De cascabeles de la ola
Escuchaste platillos confundidos
Con el silencio del mar
Estaba pendiente
Extasiado
Músico de tu presencia mojada
El semidios
El fauno rostro de coral
Que había salido del fondo
Completa
Te Besaba

*
Irá desnuda a mirar frutas al mercado
Comentario escrito en la boca del barrio
Era cierto la más cercana
Sentada meciéndose en el columpio
Arrullando la muñeca de trapo
Aunque para el barrio sea nada más que embuste
La muchacha con el vestido y las sandalias romanas
Pasando tarantines y guacales
El desnudo se guardaba dentro de nosotros
Si salía
Era para ponerse cielo de nuestra parte
Cielo en la tristura

*
VIII

No sabemos pero las paredes
Tienen sus palabras
Hacemos sólo con colocar
La oreja y desciframos
Sus murmullos
Sus comentarios
A esto se debe que abuela
Nos haya tenido que mudar de pieza
Pues una vez escuchó clarito
Que la pared decía que el día menos
Pensado se tiraría encima de nosotros
Para que la dejásemos de miar